Causas de insomnio en niños

Las perturbaciones del sueño, son factores que impiden el descanso en las personas sin tomar en cuenta su edad. Ciertamente, se conoce de la existencia de trastornos que son más comunes en una que otras edades, sin embargo, en el caso de los niños no se encuentran aislados de sufrir de algún tipo de fenómeno del sueño, siendo uno de los más comunes la falta de descanso.

En insomnio, puede ser definido de diversas maneras, sin embargo todos los conceptos corresponden a una realidad, la falta de sueño, o en algunos casos, a los problemas que se tienen para mantenerlo y lograr un descanso pleno y reparador. Esto puede ocurrir a cualquier edad, las causas de insomnio en niños van a variar según cada pequeño, por ello es importante aprender del tema.

Cuando tenemos un infante en nuestros hogares al cual se le dificulta alcanzar un sueño es importante estar atentos ante este comportamiento debido a que esto puede traer consecuencias desfavorables a lo largo de la niñez, adolescencia y por su puesto la etapa adulta. Entre los efectos más comunes podemos encontrar el padecer de hipersomnias durante el día, la disminución de la calidad de vida del niño, y el desarrollo de padecimientos. 

¿Cuál es la causa más frecuente del insomnio en niños?, ¿cómo determinarla?

¿Cuál es la causa más frecuente del insomnio en niños?, ¿cómo determinarla?

¿Cuál es la causa más frecuente del insomnio en niños?, ¿cómo determinarla?

Existen un sinfín de elementos que pueden perturbar el sueño de los infantes, estos pueden ser del tipo interno como el externo, es decir, entre los elementos que podemos considerar internos, se encuentran los virus, enfermedades, alergias, o el desafortunado padecimiento de enfermedades tales como la diabetes infantil, o el cáncer. Cuando hablamos de elementos externos hacemos referencia al lugar donde duermen.

Durante los tiernos años de la niñez es normal que el pequeño se enfrente a gran cantidad de enfermedades de bajo riesgo como lo es el resfriado común, alergias, e incluso a algún virus que este alojado en el ambiente, este tipo de padecimientos suelen tener consecuencias en el sueño de los pequeños, debido a los síntomas que producen, los cuales no permiten el descanso del niño.

Algo similar sucede con el ambiente que destinamos para el descanso del niño. Si lo ubicamos en una habitación cuya limpieza y orden no sean la correcta, podríamos estar influyendo directamente con el dormir de nuestros hijos, por lo que, lo más recomendable es mantener un espacio en el cual los infantes se encuentren cómodos a la hora de descansar. Si además se le construyen hábitos de dormir temprano, el problema podría cesar. 

Los dolores corporales y las infecciones son otros factores que afectan al sueño

Las molestias que se manifiestan en el organismo suelen ser una causa del insomnio. Problemas como los cólicos y la otitis repercuten directamente en el sueño. Esto se debe principalmente a que las molestias que las mismas generan no permiten que el niño se relaje lo suficiente como para dormir fácilmente. Estos padecimientos, suelen producir dolor, lo que puede causar irritabilidad en los infantes.

Entre otras causas de insomnio en niños, destacan los cuadros de dolor, fiebre, tos, entre otros, son agentes que crean un déficit en la capacidad para conciliar el sueño. Una vez que se manifieste el problema debe ser atacado cuando antes para evitar que el insomnio se agudice, esto debe estar bajo la supervisión de un pediatra, debido a que no es recomendable la ingesta de medicamentos, sin control. 

La enuresis aflige a muchos infantes y suele ser un problema constante al momento de dormir

Según las estadísticas proporcionadas por el “instituto nacional del sueño” ubicado en Chile, la enuresis es un trastorno que afecta a por lo menos un 20% de la población infantil. Este fenómeno es considerado como una perturbación del ciclo del sueño, durante la cual el niño no tiene control de los esfínteres, por lo que suele mojar la cama.

El insomnio es una de las consecuencias de esta perturbación, esto se debe principalmente al miedo que les produce orinar mientras se está dormido. Los sueños mojados en los pequeños son bastantes frecuentes, se refiere a pesadillas en las que el niño moja la cama, sin embargo, este tipo de padecimiento no es de gravedad, además suele desaparecer con el paso de los años, por lo que no hay de qué preocuparse. 

Las enfermedades crónicas que puede presentar un niño son determinantes

Las enfermedades crónicas que puede presentar un niño son determinantes

Las enfermedades crónicas que puede presentar un niño son determinantes

Existen enfermedades que desmejoran la calidad del ciclo del sueño del niño. Los factores o causas de estos padecimientos crónicos pueden variar según el paciente, sin embargo en muchas de estas enfermedades, el niño suele sufrir cambios severos en el ciclo normal de sueño, un ejemplo de ello, es el asma, cuando un ataque se presenta durante la noche, el pequeño no puede conciliar un sueño tranquilo.

Fenómenos como los ataques epilépticos, el cáncer y los episodios psicóticos, influyen en las rutinas del sueño normales. En algunos casos se deben a que los malestares producidos por las mismas resultan insoportables para el niño, impidiendo que este duerma con tranquilidad. En estos casos se recomienda seguir con las indicaciones médicas, debido a que si podemos empeorar la condición clínica del pequeño.

Entre otras causas del insomnio en niños, podemos hallar enfermedades como la diabetes infantil. Este es un trastorno poco común en niños, sin embargo, la sobre producción de azucares o la deficiencia de la insulina en los pequeños puede ocasionar diversas consecuencias en los infantes, siendo el insomnio uno de los resultados más frecuentes en esta población. 

El uso de medicamentos y somníferos pueden originar desórdenes en el sueño

Cuando tenemos un niño en casa que lamentablemente padece de una enfermedad grave, como el cáncer es normal que tenga que ingerir gran variedad de medicamentos, muchos de estos poseen efectos secundarios, en los que la falta de sueño resulta uno de los más recurrentes, sin embargo, este tipo de efectos desmejora el desarrollo del infante.

Cuando el niño padece de trastornos mentales como la bipolaridad, se le recetan fármacos como antidepresivos para el que pequeño pueda dormir con tranquilidad, sin embargo esto puede desencadenar un efecto rebote, por lo que al cumplir con el tratamiento la falta de sueño puede regresar, en dimensiones mucho más graves que las antes experimentadas.

El estrés también afecta a los más pequeños y suele ser un factor importante

Aunque no se crea posible, los niños también atraviesan situaciones estresantes. La escuela puede ser un proceso bastante estresante para los pequeños. Esto suele suceder cuando se le inscribe en múltiples actividades, dejándole poco tiempo de ocio, el estrés de tener que cumplir con eficiencia las demandas de las actividades puede ocasionarles falta de sueño.

Este fenómeno también puede ocurrir cuando el pequeño se encuentra en un ambiente poco favorable para su desarrollo. Atravesar por crisis familiares, la enfermedad de algún ser querido, o vivir episodios de violencia domestica, puede producir en los niños estrés, al punto de no poder conciliar el sueño con tranquilidad, además de tener efectos psicológicos graves.

Otros agentes que pueden actuar como causas del insomnio en niños

Las causas del insomnio pueden provenir de diversos factores que no tendrían por qué tener algún tipo de relación entre sí. Al igual que los síntomas del insomnio, las causas varían de acuerdo al paciente. A pesar de ello, existen factores comunes que pueden manifestarse con regularidad en cada niño, algunos de estos son:

  • Trasnochos constantes: Debido a la desatención de los padres los niños pueden tener una higiene del sueño sumamente precaria. Hoy en día una de las principales causas de este fenómeno son las consolas de videojuegos, las cuales están dentro de la habitación del pequeño y actúan como una causa directa del insomnio.

  • Depresión: Es preciso entender que los niños son seres humanos complejos que están en plena formación. Si el ámbito familiar o el ambiente del colegio son negativos esto se manifestará a través de un cuadro depresivo. Por lo general la depresión da paso a la ansiedad y estos dos agentes contribuyen enormemente en la aparición del insomnio.

¿Qué podemos hacer cuando el insomnio se hace presente en un niño?

¿Qué podemos hacer cuando el insomnio se hace presente en un niño?

¿Qué podemos hacer cuando el insomnio se hace presente en un niño?

El padecer de falta de sueño suele ser bastante común durante la infancia, por lo que es ideal que prestes atención al comportamiento del pequeño, con la finalidad de determinar qué tipo de trastorno está padeciendo, es decir, si es algo leve, o si se convierte en una enfermedad molesta. Una vez se identifique el problema, es importante atacarlo a la brevedad, para evitar que este empeore.

Sin embargo, si la aparición de este trastorno es ocasional puedes intentar con un cambio radical de la rutina del niño, es decir, crear hábitos que le indiquen al cerebro que debe prepararse para el descanso. Esto ayuda mucho debido a que el cuerpo se relaja mucho más rápido. Otra buena manera de inducir el sueño, es a través de infusiones tranquilizantes con ingredientes como la tila o la manzanilla. 

ENTRADAS RELACIONADAS