Insomnio en el embarazo primer trimestre

Cuando una mujer queda en estado de gestación debe estar preparada para iniciar una nueva faceta de su vida. La maternidad es una época soñada. Muchas mujeres a nivel mundial comparten el sueño de ser madres y formar una bonita unión familiar, para así crear un ambiente seguro y saludable para la crianza y el desarrollo del pequeño.

Sin embargo, esta futura madre debe estar preparada para enfrentar un sinfín de cambios en su cuerpo. La descarga hormonal que emiten las mujeres al quedar en estado es tan poderosa que puede realizar cambios en ella, estos van desde el ensanchamiento del área abdominal hasta variación del humor. El insomnio en el embarazo primer trimestre resulta ser un mal bastante común.

A lo largo del tiempo de espera para la llegada del bebe, las mujeres pueden experimentar noches en las que el descanso sea escaso. Aun cuando existan mujeres a las que en los primeros meses el sueño las domine, esto no ocurre en todos los casos, por lo que, si estas dejando de dormir bien durante las noches, no debes preocuparte, debido a que esto es algo normal en las embarazadas.

Los pensamientos y los conflictos psicológicos son los aliados del insomnio

Los pensamientos y los conflictos psicológicos son los aliados del insomnio

Los pensamientos y los conflictos psicológicos son los aliados del insomnio

Cuando nos encontramos en situaciones que resultan ajenas a nuestra zona de confort es normal que experimentemos momentos de angustia. Esto ocurre mucho cuando la mujer queda en estado de su primer hijo, debido a que se ve agobiada por un sinfín de pensamientos, como si será una buena madre, si estará dando los mejores ejemplos o si podrá cumplir con la responsabilidad de criar y formar familia.

Aunque, este tipo de pensamientos también pueden aparecer en mujeres que ya han tenido hijos, debido a que tienen en mente si el hermano tomara bien la noticia. Además de ello, tener una familia más grande significa que se debe contar con un ingreso más elevado, para así cubrir todas las demandas, por lo que los conflictos económicos no dejan dormir.

Por otra parte, también puede ser una causa de preocupación el aspecto físico. Aunque parezca algo vanidoso, no es un secreto que a los seres sociales les importa mantener una apariencia aceptable ante la sociedad, más aun cuando las instituciones comerciales especifican como debe ser una mujer para considerarla bonita, por lo que el pensar en eso causa estrés en la madre, al punto de no dejarla descansar.

La fase de descanso (sueño REM) durante el embarazo suele ser más corta de lo normal

Aun cuando los factores psicológicos son de mucha importancia, existen implicaciones biológicas responsables de la falta de descanso de las futuras madres. el ciclo del sueño está conformado por varias facetas, cada una responde a características bastantes particulares. Al momento de quedar embarazada, la mujer sufre de variaciones que desmejoran el descanso.

Uno de estos es el conocido “sueño REM”. Esta es la fase del sueño en la cual las personas descansan completamente, cuando todo este proceso es ejecutado, por lo general las personas se encuentran profundamente dormidas. Cuando se está en estado, este sueño no es profundo por lo que el proceso no se cumple. Los síntomas del insomnio en el embarazo segundo trimestre pueden durar hasta dar a luz. 

Los cambios hormonales que experimenta el cuerpo son un factor determinante en todo momento

El cuerpo de la embarazada segrega una gran cantidad de hormonas y nutrientes indispensables para el desarrollo del pequeño. Aun previo al estado de gestación las mujeres de manera mensual suelen producir hormonas, las cuales se alojan en el endometrio. Cuando la mujer entra en estado de embarazo, las cantidades de estas aumentan al punto de ocasionar cambios en ella.

El aumento desmesurado de progesterona suele generar en las madres falta de sueño, por lo que, la mujer puede pasar varias noches en las que el descanso se les dificulte, e incluso pueden experimentar algunas hipersomnias como los sueños desagradables, las cuales las despierten a mitad de la noche. Todos estos comportamientos son frecuentes en los primeros meses de la gestación. 

Malestares constantes en el organismo y molestias a nivel corporal

Malestares constantes en el organismo y molestias a nivel corporal

Malestares constantes en el organismo y molestias a nivel corporal

Aun cuando el periodo gestante es una etapa realmente bonita, no podemos pasar por alto que puede resultar bastante molesta. Debemos entender que cuando una mujer se encuentra embarazada está gestando una nueva vida en su interior, la cual va creciendo día con día, lo que hace que deba acostumbrarse a nuevas dimensiones de su cuerpo, el cual probablemente se encuentre más pesado.

Esto hace que la misma experimente una gran variedad de molestias. Al aumentar progresivamente de peso, la mujer puede atravesar por noches en las que los dolores de pies no le permitan conciliar y culminar el ciclo del sueño. Por lo que, el insomnio en el embarazo primer trimestre pueden hacer presente de manera reiterativa has culminado el tiempo de gestación.

El estrés suele empeorar esta condición. Cuando la mujer se ve sometida a cargas estresantes suele manifestarlo con síntomas físicos como dolores de cabeza, de espalda y de costados, las cuales combinadas con el ensanchamiento de su vientre y caderas dificultan que esta pueda dormir lo suficiente como para entrar en una fase REM y reponer energías. 

La ingesta excesiva de comida puede provocar malestares nocturnos

Uno de los placeres del estado de embarazo, es la ingesta de comida sin culpas. Para nadie es un secreto que las mujeres quieren lucir cuerpos espectaculares, por lo que muchas oportunidades dejan de consumir alimentos por su alto contenido graso, o de carbohidratos, cuando esta, está embarazada puede comer lo que se antoje sin remordimiento debido a que le está pasando los nutrientes al bebe.

Ahora bien, este privilegio al igual que los superpoderes de los superhéroes, debe utilizarse con responsabilidad. La razón es que, la ingesta desmesurada de alimentos puede disminuir las oportunidades de descaso de las madres. Esto empeora cuando lo alimentos son dulces, o se convierten en azucares, ya que se produce en estado de aceleración que dificulta el sueño.

Los cambios repentinos de humor pueden provocar una desestabilización emocional

Los cabios de humor son una manifestación común durante el embarazo. En la mayoría de los casos se deben al desajuste hormonal por el que las futuras madres se ven sometidas, por lo que pueden estar un momento completamente felices y al otro encontrarse sumidas en un severo cuadro de depresión, estos elementos pueden dar paso a la aparición de la falta de sueño.

Sin embargo, este no es un factor que deba causar de gran preocupación debido a que los síntomas suelen desaparecer poco tiempo después de haber dado a luz. Existe algo conocido como la depresión pos parto, tiempo durante el cual la mujer atraviesa por procesos psicológicos que la hacen sentir devastada, por lo que, durante este tiempo también puede sufrir de falta de sueño.

El insomnio durante el primer trimestre proviene de diversas causas que guardan relación directa con el embarazo

Por lo general cuando una madre presenta insomnio esto se debe, la mayor parte del tiempo, al embarazo. La serie de cambios que se presentan en el organismo son totalmente abruptos y muchas veces el proceso de adaptación se hace complicado. Debido a este factor otros agentes que pueden despertar el insomnio en una mujer embarazada son:

  • Problemas en la columna: Cuando comienza a crecer la barriga muchas veces el cuerpo, por naturaleza, no se adapta correctamente. Esto ocasiona problemas musculares a nivel de la columna que vienen acompañados con fuertes dolores y calambres. Estas molestias pueden interrumpir el sueño durante la noche además de ocasionar un pronunciado agotamiento físico.

  • Inestabilidad en la temperatura corporal: Debido al cambio hormonal que está teniendo lugar en el embarazo, la madre puede experimentar frío o calor extremo. Esta sensación resulta incómoda al momento de conciliar el sueño y da origen al insomnio ya que la mujer no puede permanecer en un estado de relajación corporal.

  • Desagrado de olores en el ambiente: en la mayoría de las mujeres embarazadas se les desarrolla una sensibilidad olfativa realmente impresionante. Esto trae como consecuencia que experimente desagrado por olores como el jabón de baño, el shampoo, perfume entre otros, lo que durante las noches le dificulte considerablemente el alcanzar el sueño.
     
  • Pies adoloridos e hinchados: este es un mal bastante común en la comunidad de las futuras madres, sin embargo no debe ser motivo de mayor preocupación ya que es una respuesta naturalmente el aumento de peso y la forma de alimentarse de la mujer, en muchos casos suele ocasionar noches en vela.

El insomnio, a lo largo del embarazo, podría considerarse un síntoma recurrente

El insomnio, a lo largo del embarazo, podría considerarse un síntoma recurrente

El insomnio, a lo largo del embarazo, podría considerarse un síntoma recurrente

Los problemas para conciliar el sueño en el primer trimestre y el insomnio en el embarazo segundo trimestre son complicaciones comunes. De igual manera, a pesar de lo habitual del asunto, lo mejor que podemos hacer es consultar a un especialista cuanto antes, así este podrá advertir cualquier tipo de anomalía a tiempo y tanto la madre como el bebé estarán sanos y salvos.

ENTRADAS RELACIONADAS