Que es el insomnio

Que es el insomnio. A pesar de lo que muchas personas pueden pensar, sufrir de insomnio no es algo nuevo, debido a que este mal esta en el mundo desde hace muchos años atrás. En un principio, el no dormir era considerado como una señal de entes superiores de que cosas malas estaban por ocurrir, sin embargo, con el transcurso del tiempo se ha dado con las posibles causas que lo ocasionan, dejando atrás esta creencia.

Todo este proceso comienza con una sola pregunta ¿Qué es el insomnio y como puede ser entendido? Algas culturas como los romanaos, empleaban diversas infusiones cuyas propiedades ayudaban a dormir. Así se fueron dando cuenta, de que la falta de sueño podía ser tratada como un problema netamente clínico, es aquí donde comienzan a elaborarse los primeros tratamientos para el mismo.

Es por ello, que el insomnio puede ser considerado como la falta de sueño, el problema para mantenerlo e incluso el dormir, pero no descasar, dan señales de que padecemos de este molesto trastorno. Ahora bien, este tipo de enfermedad actúa de manera puntual en cada caso que se presente, esto se debe principalmente a las características que puedan darse en cada paciente. 

Hablar del sueño y de su falta ayuda a comprender mejor que es el insomnio y como afecta a las personas

Que es el insomnio

Hablar del sueño y de su falta ayuda a comprender mejor que es el insomnio y como afecta a las personas

Entre las necesidades que presentamos de manera diaria, el dormir resulta de las más importantes. Según la opinión de especialistas y profesionales del buen dormir, explican que cada persona debe tener un mínimo de 8 horas de sueño, sin embargo, gracias a la variedad de caracteres que poseen los pacientes, estas horas pueden variar, ya que algunos con dormir unas 6 horas rinden todo un día mientras que, otros que necesitan más tiempo.

En la misma línea de pensamiento, la cantidad de horas en las que se descanse, serán las que nos van a brindar las condiciones para encontrarnos lleno de energía en las actividades del día. Por lo general no vemos envueltos en un sinfín de actividades que consumen gran parte de nuestra energía, por lo que nos vemos en la necesidad de reponerla para de esta forma cumplir con todos nuestros objetivos.

El dejar a un lado el descanso, además de afectar nuestro ciclo del sueño “normal” pueden acarrear consecuencias que resulten negativas para nosotros, principalmente en cuanto a funciones físicas y motoras se refiere. Es por ello que la recomendación más pertinente es, que cada ser humano tome la cantidad de tiempo necesario para dormir, tratando de evitar los desvelos. 

A los largo de la infancia la cantidad de horas de descanso disminuyen hasta llegar a la adultez

Con el transcurrir os años, los seres humanos atravesamos una cantidad de procesos, marcados por grandes cambios. Con el descanso, o ciclo del sueño ocurre exactamente lo mismo. Durante los primeros años de vida, necesitamos de gran cantidad de horas de sueño para que nuestro crecimiento y desarrollo sean plenos, por lo que solo despertamos cada 3 horas.

Durante este tiempo ¿qué es insomnio?, no lo conocemos ni nos interesa, ya que nuestro descansar es maravilloso, solo en algunos casos, se pueden presentar niño, con este trastorno. Ahora bien, cuando nos adentramos en el mundo de ser adultos, estas horas para dormir van disminuyendo, al punto de solo hacer durante las noches, con un tiempo que puede cambiar en cada persona. 

El sueño y la forma de dormir en las mujeres son diferentes debido a sus distintos ciclos hormonales

Al llegar al mundo, el patrón de sueño de las mujeres es altamente parecido al del hombre, sin embargo, con el trascurrir de los meses, adentradas en la infancia, los ciclos y la intensidad del sueño aumenta, por lo que las niñas duermen más y se sumen en un sueño mucho más profundo que los varones. Cuando se acercan los años de adolescencia este proceso pasa por un cambio brusco, por lo que el sueño es de menor calidad.

Las hormonas y su comportamiento juegan un papel importante en todo este proceso. Esta comprobado que la calidad y el tiempo de descanso se ver afectado por los diferentes procesos hormonales femeninos, debido a que este disminuye con la presencia del periodo, lo mismo ocurre durante el periodo de gestación, por lo que las estadísticas apuntan a que las mujeres están más propensas a padecer de insomnio. 

El insomnio es considerado según la clasificación internacional de los trastornos del sueño como una patología desde el año 2014

Que es el insomnio

El insomnio es considerado según la clasificación internacional de los trastornos del sueño como una patología desde el año 2014

En el año 2014 la ICTS la definió como: “una dificultad persistente en el inicio del sueño, su duración, consolidación o calidad que ocurre a pesar de la existencia de adecuadas circunstancias y oportunidad para el mismo y que se acompaña de un nivel significativo de malestar o deterioro de las áreas social, laboral, educativa, académica, conductual o en otras áreas importantes del funcionamiento humano”.

Tal como es entendida por la ICTS, podemos inferir que no solamente se trata de no poder conciliar el sueño, es mucho más complejo que eso, ya que se refiere a casi cualquier factor capaz de descontrolar, disminuir o eliminar el proceso del descanso a través del sueño, que a su vez trae como consecuencias, la disminución de la calidad de vida de quienes la sufren.

Es importante entender que es el insomnio, ya que mientras más conocimiento se tenga sobre el tema, se puede entender mejor lo que se está experimentando, para así intentar resolver el problema, y disminuir las consecuencias negativas. Esta patología suele ser común durante la infancia, y las estadísticas indican que el sexo femenino es más vulnerable a la misma.

Durante la infancia es usual encontrar casos de insomnio

El niño, puede padecer de insomnio, pero ¿Cómo podemos identificar que está padeciendo de este trastorno?, la evidencias son fáciles de encontrar, debido a que, cuando esto sucede, el pequeño pone resistencia a la hora dormir, por lo que será menester la ayuda de una persona adulta que estimule el proceso del descanso, bien sea con la lectura, u otra técnica.

La ciencia ha demostrado que, en muchos casos de hiperactividad, los niños les cuesta la conciliación del sueño, esto es una da las características principales de su condición. Ahora bien, los tipos de insomnio pueden ser influenciados por la alimentación, junto a la cantidad de energía que el infante queme durante las actividades que realiza de manera cotidiana. 

Se considera que por lo menos un tercio de la población sufre de insomnio

Si se toman en cuenta solamente los síntomas presentados en las horas nocturnas, como la dificultad para iniciar o mantener el descanso a través del sueño, sin embargo, esta cifra puedes disminuir a un 10% si se le atribuyen las consecuencias diurnas como la disminución de la calidad de vida, así como el deterioro de las relaciones sociales, por la falta de sueño.

Se considera que, de un 6% a 7% de la población mundial padece de esta patología. Siendo los principales pacientes, las mujeres, los niños y en un tercer lugar, los afectados por factores externos como el bajo nivel económico y las personas que atraviesan por situaciones de angustia, de estrés o desesperación. La intensidad de los casos varía en cada uno de los pacientes. 

Tipos de insomnio y sus características

Además de aprender sobre que es el insomnio es importante reconocer cuáles son sus tipos y de qué manera se caracterizan, ya que de esta forma será más fácil identificar si se padece de alguno de estos. La ICTS los tipifica de tres maneras o categorías, el insomnio crónico, el insomnio de corta duración y otros tipos de insomnio, los cuales serán explicados a continuación.

  • Insomnio crónico: se describe por la dificultad para comenzar o mantener el sueño, junto con las particularidades de la enfermedad en el transcurso del día. Esto debe suceder por lo menos tres veces a la semana durante un lapso de aproximadamente tres meses. Este tipo de insomnio puede desarrollarse acompañado de otra enfermedad o solo.

  • Insomnio de cota duración: a diferencia del anterior este tipo de insomnio se caracteriza por la dificultad de iniciar el sueño, descaso interrumpido y los demás malestares nocturnos. Además, se presenta por menos de tres meses. Este padecimiento puede iniciar solo o ser consecuencia de alguna patología. También puede ser causada por situaciones específicas como la angustia o el duelo.

  • Otros tipos de insomnio: esta funciona como una categoría provisional en el caso de que los síntomas no coincidan con los explicados anteriormente. De ser así se debe visitar a un especialista que lo ayude a reconocer de qué tipo de insomnio padece y de cómo puede resolver el problema. Debido que en algunos casos los remedios naturales no funcionan. 

El insomnio durante la tercera edad es uno de los causantes del mal humor

Que es el insomnio

El insomnio durante la tercera es uno de los causantes del mal humor

La falta de sueño en los adultos mayores es una de las principales razones responsables de los cambios en el estado de animo debido a que al descansar poco, puede experimentar emociones negativas, por lo que resulta bastante normal encontrarlos sumidos en una fatiga que los coloque de muy mal humor, en algunos casos más graves puede desencadenar patologías, las cuales, resultan realmente difíciles de tratar.

Por lo general, los síntomas de este tipo de trastorno aparecen junto a la llegada de la sexta década de vida. Durante esta etapa de nuestra vida podemos experimentar diversas patologías, por lo que no se debe confundir el insomnio con ninguna otra. Enfermedades como la fragmentación del sueño, alzheimer e incluso la demencia senil son responsables de producir en el paciente, falta de sueño.

El insomnio puede presentarse como acompañante de otros padecimientos, como la psicosis, la demencia senil, el asma, la neumonía, la fiebre por infección o resfriado común, la diarrea, entre otras. También puede ser consecuencia del consumo de algún tipo de medicamento, que produzca la falta de sueño como efecto secundario, la ingesta excesiva de alcohol, o malos hábitos alimenticios.

Otro factor que puede incidir en el proceso del sueño de las personas ancianas, son los cambios fuertes, o emocionales, entre ellos los duelos por perdida de pareja o abandono, la depresión, aislamiento, e incluso la crisis que aparece a causa del envejecimiento. Además de ello puede influir la situación económica del anciano (en caso de que viva solo), o de lo familiares que coexistan con él.

En algunos casos los problemas de insomnio o de mal dormir, son fáciles de corregir, solo bastara con realizar ajustes en el estilo de vida que se lleva, tales como disminuir la cafeína, eliminar la activad física durante las horas nocturnas, mejorar la alimentación, evitar las situaciones frustrantes o de estrés, en algunas ocasiones es menester realizar un viaje, visitar a la familia o incluso tomar unas largas vacaciones.

ENTRADAS RELACIONADAS