tipos de insomnio

El insomnio es una enfermedad patológica que es sumamente frecuente en los seres humanos. Aproximadamente se calcula que entre un 10% y 15% de la población adulta del planeta tierra sufre de insomnio crónico. Por su parte, el insomnio leve u ocasional, ha afectado al menos al 35% de los adultos; este tiene su origen en el estrés y la ansiedad producida por las largas jornadas laborales.

Así pues, los dos tipos de insomnio mencionados anteriormente tan solo conforman una pequeña parte de todas las clasificaciones que existen de este trastorno. Cada ser humano es simplemente único, por lo que es bastante normal que exista una gran variedad de tipos de insomnio. Los cuales pueden aparecer en diferentes etapas de nuestra vida con síntomas que dependerán de la situación a la cual nos enfrentemos.

Al ser una enfermedad común no es tratada con la seriedad que lo amerita, las personas al padecer de este trastorno, suelen buscar cosas que ocupen este tiempo, el cual no está siendo destinado para el descanso, por lo que terminan empleando más energía de la que recuperan a través del dormir, esto puede traer consecuencias irremediables, como las somnolencia durante el día y el envejecimiento prematuro. 

Clasificación del insomnios por sus causas

Este insomnio es el que proviene de factores que están relacionados con el ambiente donde habita el individuo o el vínculo social del mismo

Este insomnio es el que proviene de factores que están relacionados con el ambiente donde habita el individuo o el vínculo social del mismo

Todos hemos pasado por lo menos una noche en vela, esto se debe al insomnio, sin embargo ¿alguna vez hemos prestado atención a las causas responsables de nuestra falta de descanso? Al ser cada persona diferente, los trastornos pueden presentar de variadas maneras, es por ello, que resulta fundamental conocerlos, así podemos darle la solución pertinente a este desagradable problema.

Existen tres causas, a las cuales podemos reconocer como las responsables de que no podemos dormir bien, la primera está íntimamente relacionada con el ambiente principalmente con el que ocupamos al momento de disponernos a descansar. Esta comprobado que el ambiente es una influencia que puede ser positiva o negativa para nuestro descanso, debido a que la mente se condiciona para que esto sea así.

Por otra parte podemos hablar de los factores del tipo interno y las patologías. En muchas ocasiones el sufrir de este padecimiento es solo una consecuencia de una enfermedad mucho más grave, por lo que debemos estar alertas a estas señales. Por último, nuestro sueño se puede ver afectado por la disminución del palpitar de nuestro órgano motor. 

El ambiente y los hábitos como factores influyentes en el buen dormir

Clasificación del insomnio según el origen de este en el paciente

Clasificación del insomnio según el origen de este en el paciente

Entre los elementos que influyen en nuestro descanso encontramos como uno de los más importantes el ambiente. Por lo que si no nos encontramos cómodos, en una cuarto debidamente ventilado y de colores armoniosos, va a ser mucho más complejo que pasemos una noche agradable, por lo que, lo recomendable es, evaluar las condiciones del descanso y mejorar los aspectos que consideremos nocivos para el mismo.

Los hábitos que construimos a lo largo de nuestra vida, también pueden actuar de forma nociva ante la conciliación del sueño. Cosas que podamos considerar como simples, como el consumir cafeína durante el día, fumar cigarrillos o tabacos, en incluso llevar una alimentación desfavorecida nos afectan a la hora de dormir, por lo que a largar debamos recurría a tratamientos para el insomnio.

Patologías responsables de nuestro mal dormir

Las enfermedades no miran sexo, genero ni edades, por lo que debemos estar atentos ante las señales que emite nuestro cuerpo, ya que son pistas que nos indican que estamos ante un padecimiento. Una de estas patologías, responsables de no dejarnos descansar bien, responde al nombre apnea del sueño, esta es común en las personas que sufren de obesidad.

También podríamos hablar de las enfermedades originadas en la mente como las psicosis. Estas son padecimientos bastante graves, las cuales ocurren cuando los mecanismos de defensas de nuestra mente no funcionan a cabalidad. Por lo que, si el insomnio viene acompañado con malestar como dolores de cabeza o estado de inestabilidad es crucial que visite a un psiquiatra. 

Clasificaciones del insomnio según su duración y su intensidad

Clasificación de los trastornos del sueño, una división más de los tipos de insomnio

Clasificación de los trastornos del sueño, una división más de los tipos de insomnio

Otra forma de identificar que tipo de trastorno que estamos viviendo, es a través de caracterizas que este muestre, entre las que destacan, encontramos la duración, la cual tiene que ver con la frecuencia con la que apresen estas noches sin descanso. Mientras que la intensidad está vinculada principalmente con la calidad del sueño y con cuanto tiempo nos toma dormir.

Según la frecuencia, podemos reconocer tres categorías, la primera se denomina “insomnio ocasional”, cuando se trata de esta, la frecuencia es poca, una o dos veces al mes, la segunda se denomina “insomnio transitorio” es eventual y por lo general responde a un estimulo puntual, un situación de angustia, este tiene solución cuando el problema cesa. El “insomnio crónico” generalmente se debe a alguna patología.

Entre los tipos de insomnio categorizados por la intensidad, encontramos en primer lugar el “insomnio ligero” caracterizado por ser breve, por lo que conciliar el sueño no es tan complicado. Por su parte, el “insomnio moderado” es una condición bastante molesta, debido a que produce episodios ansiosos. Mientras que el “insomnio severo” es el peor de todos, en este la persona duerme poco y descansa menos. 

Mi insomnio es recurrente e intenso ¿qué hago?

Los episodios de este tipo responden a la denominación, de “insomnio crónico” debido a que corresponde a dos características importantes. En cuanto a la frecuencia, resulta sumamente molesto ya que se padece de esta condición todas las noches, por lo que son muchas las horas en las que no se duerme nada. También puede ocurrir que se duerma algunas horas pero que el descanso sea mínimo.

En estos casos lo más recomendable es asistir a una consulta con un especialista debido a que las causas pueden ser obra de una enfermedad más grave. Principalmente se debe estar atento ante las enfermedades mentales debido a que su forma de atacar es silenciosa pero letal. También se puede estar sufriendo episodios ansiosos bastante graves. Así que olvida los remedios caseros y corre a ver un medico. 

Infusiones que funcionan para aliviar el insomnio leve

El insomnio del tipo leve, es tratable a través de remedios creados por las civilizaciones antiguas. Las plantas son la base de todos los fármacos por lo que las infusiones son ideales para estimular el sueño, además de ofrecer otros beneficios, ya que existen plantas que además de producir ganas de dormir, sirven para mejorar patologías.

Entre las más eficientes encontramos las infusiones de manzanilla, este es una planta maravillosa que tiene propiedades que calman la ansiedad y producen sueño. Por otra parte también puede funcionar el agua de lechuga, principalmente en los infantes, ya que una de sus bondades, es precisamente dar sueño. El té de valeriana, con solo una taza, podrás dormir como un rey. 

Otros tipos de insomnio que están asociados a otras enfermedades de carácter médico

Cabe destacar que el insomnio muchas veces puede ser producido por circunstancias que son fáciles de detectar y que no comprometen de manera delicada al organismo. Claro está y es que estas enfermedades también necesitan de una intervención médica para que el trastorno pueda desaparecer por completo. Entre otras enfermedades que producen el insomnio encontramos:

  • Trastornos cardiovasculares y digestivos: Problemas tales como la insuficiencia cardíaca o las úlceras suelen causar el insomnio ya que ocasionan incomodidad a nivel corporal. Por lo general los ataques comienzan en horas de la noche debido a que el cuerpo se encuentra en reposo y esto lo hace más vulnerable. Una vez que se inician los malestares, se produce el trastorno en el sueño.

  • Embarazo: el insomnio puede estar presente durante este periodo tan importante de la mujer, principalmente en los últimos meses del mismo, esto se debe a los cambios corporales a los que la madre se ve sometida, además de ello, las ganas de orinar suelen ser más frecuente por lo que debe levantarse varias veces en la noche para satisfacer esta necesidad.

  • Postparto y menopausia: Las situaciones hormonales tienen mucha influencia en la mujer y esto suele causar el insomnio. Posterior al parto, los cambios fisiológicos producen dificultades para dormir. Por su parte, la menopausia ocasiona cambios hormonales severos que producen el síndrome de vigilia nocturna en la mujer. 

El insomnio posee clasificaciones particulares, todo depende del paciente

El insomnio posee clasificaciones particulares, todo depende del paciente

El insomnio posee clasificaciones particulares, todo depende del paciente

Es normal que el insomnio esté presente en casi todas las enfermedades de carácter psiquiátrico. Un 40% de las personas que tienen un problema de esta índole presentan trastornos severos en el sueño. Una de las enfermedades que afecta con mayor énfasis al sueño es la esquizofrenia. La mayoría de los pacientes sufren de insomnio crónico el cual se extiende a lo largo de los meses e, inclusive, años.

Todos aquellos trastornos que tengan que ver con los estados de ánimo, tal es el caso de la depresión, bipolaridad, autismo, etc., afectan directamente al sueño donde los individuos permanecen despiertos a lo largo de la noche debido a los estados de excitación o desgano en el que se encuentran sumergidos. Para poder combatir este tipo de insomnio se requiere de una medicación especializada en todo momento. 

ENTRADAS RELACIONADAS