Síntomas Insomnio y Falta de Apetito

La falta de sueño, también denominada con insomnio, es considera uno de los trastornos más antiguos. Lo curios es que, para este momento no se sabía mayor cosa de la enfermedad, por lo que se crearon gran variedad de mitos que adjudicaban este padecimiento a eventos sobre naturales, como la presencia de espíritus e inclusos demonios que atormentaban a quien no podía dormir.

Actualmente, con herramientas que nos permiten conocer un poco más sobre la enfermedad, podemos entender que esta, pertenece al grupo denominado como “trastornos del sueño”, conocidos hasta ahora solamente por deformar nuestro ciclo del sueño, sin embargo los síntomas insomnio y falta de apetito también suelen ser manifestaciones comunes de este padecer.

El apetito, o las ganas de comer, pueden verse terriblemente afectadas por el insomnio. Cuando dejamos de dormir las horas necesarias comprometemos el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, debido a que no le proporcionamos en descanso que amerita, es por ello que el estímulo neurológico, no envía las señales correctamente, afectado directamente en nuestro apetito.

La afectación a la psique puede traer síntomas mentales y orgánicos

La afectación a la psique puede traer síntomas mentales y orgánicos

La afectación a la psique puede traer síntomas mentales y orgánicos

Cuando comenzamos a padecer de falta de sueño, los síntomas aparecen poco a poco, por lo que resulta común que, ni siquiera los notemos, sin embargo con el transcurrir del tiempo, comenzamos a experimentar cambios negativos en la personalidad, estos pueden variar, pero los más comunes son los malos humores, las depresiones, los trastornos alimenticios y la pérdida de tallas.

La pérdida de memoria, puede ser considerada como un cambio mental a consecuencia de no dormir. Cuando experimentamos la perdida continua de ganas de dormir, podemos presentar algunas fallas mentales, como es en el caso de la memoria, debido a que nuestro cerebro se encuentra en un nivel de cansancio que no le permite ejecutar efectivamente este tipo de procesos, por lo que podemos olvidarnos de algunas cosas.

Por otra parte, cuando el insomnio nos causa falta te apetito podemos presentar fallas del tipo orgánica, esto principalmente es consecuencia de la poca ingesta de comida. Es por ello que al comer poco podemos desarrollar trastornos y enfermedades como la gastritis, deficiencias en el aparato digestivo, falta de energía, estados de aceleración o depresivos, entre otros. 

La falta de apetito o la indisposición para comer es una manifestación muy frecuente del insomnio

Nuestra vida, puede considerarse como un ir y venir de emociones, debido a que nos encontramos en constante evolución, por ello debemos estar al cien para alcanzar todas nuestras metas. Cuando nuestro sueño se ve afectado por este tipo de trastorno, solemos atravesar por cabios en nuestro modo de vivir, desmejorando diversos procesos como la alimentación.

Dejar de comer, es una evidencia notoria de que algo está mal con nuestro cuerpo. Es por ello que informarte sobre los síntomas y prevención del insomnio resulta realmente, educativo y al mismo tiempo puede ser una herramienta que te ayude a superar todo los inconvenientes que esta enfermedad ocasiona, teniendo en cuenta que mientras más rápido se ataque el problema, menos impacto tendrá. 

Es esencial descubrir y descartar otras patologías que generen síntomas anorexicos

Debemos tener presente que si bien el insomnio puede ser una de las causas influyentes que motiven la falta de apetito no es la única existente. La anorexia, es sin lugar a dudas una de las enfermedades más graves que puede presentar una persona, debido a que se corre el riesgo de caer en niveles tan altos de desnutrición, que podría causar la muerte de quien la padece.

Esto nos debe motivar a estar pendientes. Padecimientos crónicos como el cáncer, no solamente causa insomnio, ya que este viene acompañado en muchas oportunidades por falta de apetito. A lo que se quiere llegar con esta afirmación, es a que el lector tome consciencia de lo grave que puede ser este tipo de trastornos, debido a que ponemos en riesgo nuestro bienestar.

Síntomas generales y difusos son predisponentes por sí mismos para la falta de apetito

Síntomas generales y difusos son predisponentes por sí mismos para la falta de apetito

Síntomas generales y difusos son predisponentes por sí mismos para la falta de apetito

Aunque no lo parezca, los síntomas del insomnio no solo son la falta de hambre o de sueño. Por lo general cuando una persona sufre de recurrente falta de sueño suele desarrollar una variedad de anomalías en su estado, es por ello que al no dormir lo suficiente podemos presentar mareos. Estos resultan bastante frecuentes, y son capaces de producir inapetencia.

Además de ello, se puede experimentar dolores a lo largo del tronco y las extremidades, la causa de estas molestias es la falta de sueño, debido a que este es el momento en el cual nuestro sistema de toma el tiempo necesario para regenerar células muertas y tejido muscular. Cuando nos saltamos este descanso, nuestro sistema se ve afectado, causando incomodidad.

Otro factor consecuencia de los síntomas insomnio y falta de apetito son las ganas de vomitar o nauseas, esto repercute de manera directa en el apetito, debido a que, cuando ocurren estas manifestaciones, la persona que las atraviesa no se encuentra en la disposición de ingerir ningún tipo de comida, por lo que su energía disminuye considerablemente, no siendo capaz de cumplir con sus deberes de forma eficiente. 

El sueño es parte de los sistemas de recuperación fisiológicos del organismo

La importancia de descansar lo suficiente esta desvalorada, principalmente por los jóvenes. Cuando nos encontramos en la primavera de nuestra vida no le damos valor a ciertos procesos de nuestro cuerpo, el sueño es uno estos, ya que pensamos que podemos pasar innumerables noches en vela y que nos bastara con dormir durante el día, sin embargo no podríamos estar más errados.

Esta necesidad, es por mucho una de las más importantes para el buen desarrollo de nuestras vidas. El sueño es una actividad que permite la regeneración total de nuestro cuerpo, mejorando los procesos fisiológicos del mismo, por lo que, la falta de este puede traer como consecuencia a la falta de apetito, el estreñimiento y en el peor de los panoramas patologías crónicas como la gastritis. 

Las diversas alteraciones en el apetito son síntomas de una crisis de insomnio

Las crisis son episodios por los que podemos atravesar cuando no nos encontramos al cien. A lo largo del cumplimiento de nuestras obligaciones atravesamos por momentos en los que nos encontremos alejados de nuestras zonas de confort, al punto de desarrollar episodios de descontrol, lo cuales los han catalogado como crisis. Por lo general resultan pasajeros.

Durante estos momentos de dificultad y fatalidad, la inapetencia junto a las noches en vela aparecen. La mente humana es un universo de posibilidades, capaz de lograr un sinfín de cosas positivas, sin embargo ante una situación que escapa de nuestro control emplea mecanismos de defensa para prevenir una psicosis, cuando esto no ocurre padecemos de insomnio y por ende de pocas ganas de comer. 

Es importante prevenir y combatir los diversos signos y síntomas que caracterizan al insomnio

Síntomas insomnio y falta de apetito, qué puedo hacer para contrarrestar este problema: Se sabe que el trastorno de insomnio es normalmente insidioso y de aparición lenta, pero se debe de tener muy en cuenta que la sintomatología del insomnio debe ser contrarrestada a tiempo, pues cuando se vuelve crónica o evoluciona puede llevar a severos riesgos para la salud.

  • Estados mentales alterados: La angustia, crisis de pánico y otros estados neuróticos pueden aparecer como síntomas del insomnio, poder identificarlos en sus primeras apariciones es fundamental para poder contrarrestarlos con mayor facilidad, debido a que normalmente un síntoma de aparición reciente es más fácil de combatir y deja menores secuelas en el organismo.

  • Falta de apetito: La inapetencia puede llevar en casos extremos a la anorexia, por eso se debe tratar en su inicio, debido a que los tratamientos contra la falta de apetito tienden a ser de menores esfuerzos que contra estados graves de desnutrición (donde puede necesitarse atención especializada), así combatir la falta de apetito primario o las causas secundarias de esté síntoma es de seria importancia.

El conocimiento de los síntomas del insomnio y la falta de apetito consecuente permite su prevención

El conocimiento de los síntomas del insomnio y la falta de apetito consecuente permite su prevención

El conocimiento de los síntomas del insomnio y la falta de apetito consecuente permite su prevención

Muchas personas sufren de falta de sueño sin enterarse de que padecen de insomnio. Los trastornos de esta índole son poco tomados en cuentas, por lo que se considera algo normal pasar noches en las que las horas del sueño son mínimas por no decir ausentes, esto ocurre principalmente en personas que se hallan en la adolescencia y en la edad avanzada.

El insomnio tiene como característica ser un trastorno progresivo, es decir de no aplicarle un tratamiento efectivo puede empeorar de tal forma de desarrollar otras patologías que comprometan el bienestar de quien la sufre, estos males son principalmente mentales, ya que procesos como la memoria se ven afectados.

Estar al tanto de las causas y los síntomas de la enfermada, son la clave para tratarla diligentemente. Este tipo de trastorno actúa de forma única en cada persona, por lo que las causas junto a las manifestaciones también suelen ser bastante variadas, conocer el origen de estas resulta fundamental para aplicar un buen tratamiento que nos permita una mejora considerable en nuestras noches de sueño.

ENTRADAS RELACIONADAS