Parasomnias responsable de malas noches de sueño

El sueño considerado uno de los placeres de la vida. Luego de un agotador día de trabaja, no existe nada mejor que una buena noche de sueño, principalmente si en nuestras actividades terminamos estresados por todo aquello a lo que nos tenemos que dedicar, la escuela, la casa, el empleo, son factores, que si bien son necesarios, pueden resultar bastante estresante.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando nuestro sueño se ve afectado? La vida, está llena de acontecimientos que simplemente escapan de nuestro control, eventos que nos afectan de una manera o de otra, que por motivos diferentes no nos dejan dormir con tranquilidad, los trastornos del sueño, son un factor bastante común, principalmente, las parasomnias, responsables de malas noches de sueño.

La parasomnia es considerada una enfermedad, sin embargo, no es más que eventos o fenómenos que ocurren, mientras el cuerpo se encuentra en descansó. Ahora bien, esto no quiere decir que debemos normalizar este padecimiento, en realidad al notar cualquier tipo de alteración, bien sea a nuestro ciclo de sueño, u otro aspecto de nuestro organismo, es menester ver un medico. 

Parasomnias en la niñez

Parasomnias en la niñez

Parasomnias en la niñez

La parasomnia puede ser definida como un sinfín de episodios o fenómenos que afectan el ciclo normal del buen dormir. Aunque no es todos los episodios se despierta quien la padece, por lo que las conductas pueden clasificarse en fenómenos motores (de movimiento) o fenómenos vegetativos. Por lo general, quien vive este tipo de trastorno no lo nota, a menos que alguien se lo haga saber.

En el caso de los pequeños, el sufrir de estos fenómenos nocturnos no tiene ninguna implicancia en su desarrollo. Muy al contrario de lo que se piensa, los niños que llegan a padecer de parasomnias no son afectados de forma negativa durante su periodo de crecimiento, por lo que, la evolución del infante transcurre con normalidad.

Estadísticas demuestran que la edad estimada, de los niños, en los que se presentan este tipo de fenómenos del dormir, está comprendida entre los 3 primeros años luego de nacido, hasta antes de los 10 años. En muchos de los casos de parasomnia, los niños pueden pasar por dos fases, una en la recuerdan lo sucedido y otra en la que el fenómeno tiene lugar durante un profundo sueño ininterrumpido. 

Tengo un niño sonámbulo en casa

El sonambulismo, es una de las formas en las que se puede presentar la parasomnia. Por lo general, se caracteriza por representar una serie de movimientos y acontecimientos bastante complejos, estos tienen lugar algunas horas, posterior del concilio del sueño, generalmente cuando el infante se encuentra sumido en un sueño profundo, por lo que es común que no recuerde nada de lo ocurrido.

Este tipo de conductas, corresponde a lo aprendido en el momento en el que el mismo se encuentra en plena conciencia de su vivir. Por lo que es bastante normal que el pequeño, repita acciones como actividades que realizo en la escuela, o se levante dormido hasta la nevera por algo de comer o beber. Este fenómeno se diferencia al Síndrome de las piernas inquietas ya que el infante se encuentra dormido.

Terrores nocturnos en la niñez

Al igual que el sonambulismo, los terrores nocturnos, son una forma de parasomnia. Estos consisten en episodios en los que los pequeños, se sumen en un terror, por lo que la manifestación de estos suele ser un llanto intenso, expresiones de miedo en el rostro, levantarse de manera veloz y brusca de la cama. Los episodios, por lo general no duran mucho tiempo, por lo que el niño vuelve a dormir rápidamente.

Durante estos fenómenos de acontecer nocturnos no se debe despertar el niño. La aparición constante de los terrores nocturnos, es algo que puede ser considerado común entre los niños en edades de 2 a 6 años, durante estos no se recomienda que los padres despierten al pequeño, debido a que su sueño durante el mismo será bastante profundo. Tampoco se debe hablar con el niño. 

Parasomnias en la edad adulta

Parasomnias en la edad adulta

Parasomnias en la edad adulta

Por lo general, este tipo de trastorno cesa de forma natural una vez comience el periodo de los cambios hormonales. En otras palabras, es un padecimiento que se da durante los años de la infancia, sin embargo, como cada regla tiene sus excepciones, las parasomnias que se dan de forma común entre los adultos, son bastante extrañas.

Cuando utilizamos el término extraño, nos referimos a que son fuera de lo común, debido a que lo normal es que estas, una vez entrada la adolescencia desaparezcan por completo, sin embargo, estudios de los especialistas del buen dormir han demostrado que se puede padecer de parasomnias durante la adolescencia y por su puesto en la adultez.

Las parasomnias en la etapa adulta, se pueden manifestar de diferentes maneras, ya que pueden ocurrir en un periodo de sueño profundo, generalmente 4 o 5 horas luego de quedar dormidos, o pueden ser tan intensos los episodios que despiertan a la persona. Además de ello, puede que recuerde el momento el que se desarrolla el fenómeno, o que por el contrario, lo olvido completamente. 

Sonambulismo en la adultez

Así como hemos explicado anteriormente, el sonambulismo es una de las manifestaciones de las parasomnias, en el caso de las personas adultas, no ocurre de forma constante, o al menos no es lo común aunque existes excepciones, las cuales pueden padecer de este trastorno varias noches a la semana, o en casos puntuales, de forma diaria.

Por lo general, cuando se es sonámbulo en edad adulta, se debe a situaciones estresantes. Las actividades que realizamos de manera cotidiana, suelen traer como consecuencia que nos sintamos agobiados, principalmente porque, somos responsables de un sinfín de cosas, como el hogar, la limpieza, y el trabajo, cuando las tareas nos sobrepasan podemos desarrollar trastornos como el sonambulismo. 

Padecer de terrores nocturnos siendo adultos

Los terrores nocturnos, a diferencia de las pesadillas, son episodios en los que el sueño es mucho más intenso, ya que, se crea en nuestro ser una sensación de peligro bastante real. Estos episodios suelen aparecen durante la etapa de sueño más profunda, aproximadamente unas 5 horas luego de quedarnos dormidos, por lo que no fácil despertar a la persona que lo está viviendo.

Además de no ser fácil es poco recomendable despertarlo. Este tipo de parasomnia también es poco común en la edad adulta, principalmente aparecen en situaciones de estrés o traumas muy vividos. Como cuando se ha atravesado un momento difícil como un accidente de tránsito, el fallecimiento de un amigo, entre otros. Estos fenómenos duran unos 5 o 10 minutos como máximo. 

Tipos de parasomnias

Las parasomnias, son fenómenos o episodios que ocurren durante el sueño, estas pueden despertar al paciente o no, todo va a depender de la intensidad del mismo. Ahora bien, se piensa que las parasomnias responden a un solo tipo de ellas, sin embargo existen varias clasificaciones, que explican cuales pueden ser estos fenómenos y como se vive cada uno de ellos.

  • Las pesadillas: representan el tipo de parasomnia más común. Las pesadillas o malos sueños, son una representación del inconsciente de algún elemento que perturba nuestro entorno. Estas pueden afectar la calidad de nuestro descanso, además pueden ser tan intensas que podemos despertar de forma arbitraria.
     
  • Terrores nocturnos: estos, suelen ser episodios en los que el mal sueño, se vive de manera real. Aparecen algunas horas luego de que la persona se queda dormida, este tipo de fenómenos del sueño, se diferencian de las pesadillas debido a que, durante el tiempo en que dure el terror, el paciente suele llorar intensamente, o gritar.

  • Sonambulismo: es bastante común en los primeros años de vida, sin embargo, también puede vivirse durante la edad adulta. Durante este estado, la persona realiza actividades como si estuviera despierta, camina, e incluso puede hablar. Cuando esto ocurre es poco recomendable que se proceda a despertarla, ya que resulta algo confuso para el paciente.

  • Sexsomnia: es una de las menos comunes, se presenta principalmente durante la edad adulta, aunque se han visto
    algunos casos en la adolescencia. Esta consiste en realizar conductas sexuales mientras se está completamente dormido. Al igual que los otros tipos de parasomnia, este tipo de conducta se inicia una vez se ha alcanzado el sueño profundo. 

Parasomnias durante el periodo de gestación

Parasomnias durante el periodo de gestación

Parasomnias durante el periodo de gestación

Las mujeres son seres realmente únicos, capaces de dar vida, una cualidad que responde únicamente al sexo femenino. Sin embargo, el embarazo o periodo de gestación trae consigo un sinfín de cambios a los cuales, estas valerosas guerreras deben hacerle frente, uno de ellos, está vinculado con el descanso. La aparición de trastornos del sueño, resulta algo baste común en este periodo.

Las parasomnias en esta nueva etapa, pueden aparecer durante los primeros y últimos meses. Motivado a la impresión que se tienen al saberse madres por vez primera. Por ello se pueden tener pesadillas o terrores nocturnos, ahora bien es importante destacar que esto pasa en la mayoría de los casos, solo en gestante que se hallen realmente estresadas. 

ENTRADAS RELACIONADAS